LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



El sacerdocio de Melquisedec, Heb 7:1-28

7:8-11 “Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. “Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; 10porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro. Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?”


En otras palabras, Abraham representó a todo Israel al pagar los diezmos a Melquisedec y así puso a toda su descendencia como menor, ante Melquisedec tipo de Cristo.

Jesús pagó el diezmo a Melquisedec al provenir de la tribu de Judá, como lo señala la Escritura en los Evangelios. Como se ha señalado, Cristo es mayor que Melquisedec y éste es mayor que el sacerdocio levítico, dado que Jesucristo realiza un sacerdocio distinto y mejor que el sacerdocio hebreo, pues es un sacerdocio espiritual, sin principio ni fin. En el Señor Jesús toda la Ley tiene su cumplimiento, dado que en Él se da lo que se conoce como la unión hipostática del Verbo: Jesucristo 100% humano y 100% Dios.

La necesidad de tener una relación con Dios no fue cubierta completamente por el sacerdocio levítico y la historia del pueblo de Israel da la razón con respecto a este tema. La denigración completa del sacerdocio antes de la deportación a Babilonia es prueba clara de que no estaba cumpliéndose la función pues eran ellos mismos los que alejaban al pueblo de la presencia de Dios.

En su mejor momento, el sacerdocio levita llevaba el pecado ante Dios, debiendo haber un derramamiento de sangre animal casi perfecto para poder cubrir la culpa. Este sacrificio debía repetirse de acuerdo con la periodicidad del pecador y desde luego, diario por todo el pueblo. Era un sacrificio complejo e imperfecto que se complicó más con el hecho de que las siguientes generaciones entendían todo el significado.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.