LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



El hablar en lenguas, 14:1-40

14:12-13 “Así también vosotros; pues que anheléis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. 13Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla”.


Los dones espirituales son todos necesarios para la iglesia reunida pues la edifican. Aquí Pablo establece su regla para el uso de las lenguas en la iglesia: “procurad abundar en ellos para la edificación de la iglesia”. Los que tienen celo por los dones espirituales tienen una responsabilidad hacía el cuerpo de creyentes. No es suficiente poder ejercitar un don, si no todos reciben los beneficios.

Nota Doctrinal

3Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla”. Si se le pone orden a los nueve dones de 1 Corintios 12, aquí se está hablando del octavo y del noveno don. El octavo, es dar un mensaje para toda la iglesia y el noveno es interpretarlo para que todos lo entiendan. Atendiendo a lo que dice este versículo, es posible que un creyente traiga el mensaje y ese creyente lo interprete. Lo deseable, para que no se levanten conjeturas es que una persona traiga el mensaje y que otra lo interprete. (v 28)

Nota histórica reciente

Al celebrarse el Concilio del Distrito de Chihuahua, México, en la ciudad de Cuauhtémoc en el año 1983, en el momento de efectuarse las elecciones para nombrar al Superintendente por el siguiente bienio, todo apuntaba a que sería reelecto el Pbro. Gilberto Cordero F. que ya había fungido por dos años; pero el hermano ya había tomado la decisión de no continuar en el cargo pues pensaba emigrar. Antes de que se repartieran las boletas, el Hno. Cordero se adelantó y pidió a los ministros electores que no anotaran su nombre. Cuando él expresó esto se hizo un gran silencio, pues todos quedaron desconcertados. Quien presidía la elección, el Pbro. Teófilo J. Aguillón Torres, también se mantuvo sin expresar palabras, pues sintió que debía de esperar.

Y de pronto… un ministro en la parte posterior del templo, a gran voz y dando una orden, trajo un mensaje en lengua totalmente desconocida. Al terminar, se calló, sin ningún comentario. inmediatamente, en la parte de enfrente otro ministro “interpretó” el mensaje en español, en donde el Señor le ordenaba al Hno. Cordero que desistiera de su intención y aceptara el voto de la asamblea, pues su voluntad era que continuara en su área sin salir del país y que aquí el Señor le bendeciría junto con toda su familia y el ministerio que representaba. Humildemente, el Pbro. Gilberto Cordero aceptó “la interpretación” como voz del Señor y fue electo para un bienio más. Siguió en ese puesto por varios años realizando un excelente trabajo, hasta que fue nombrado pastor en la primera iglesia de la ciudad de Chihuahua, en donde el Señor le ayudó a construir un amplio tabernáculo con una asistencia, cercana a las mil personas, en todos sus cultos. En la misma ciudad, su hijo Gilberto Cordero Jr. fue electo al celebrarse el LV Concilio de las Asambleas de Dios, en el 2018, Tesorero General.

¿Por qué escribir la palabra “interpretó”, entre comillas?, pues sencillamente debiera decirse que repitió en español, lo que el primer hermano había dicho en la lengua de la tribu de los mayos, que se habla en Sonora/Chihuahua, sin entenderla. El hermano que trajo el mensaje no sabía lo que estaba diciendo, pero el segundo sí lo supo, pues era su lengua materna. Exactamente como ocurrió el día de Pentecostés, cuando los allí reunidos, oían hablar en las lenguas de donde habían nacido “las maravillas de Dios” .(Hechos 2: 8,11) ¿Puede usted, alabar al Señor?

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.