LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



El poder del evangelio, 1:16,17

Romanos 1:16
“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío, primeramente, y también al griego”


En este sentido, cuando Pablo dice “no me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios…” lo expresa con conocimiento de causa; a estas alturas Pablo ya conocía el poder que había en la Palabra de Dios, pues había visto su efecto en tantos lugares, destacando lo ocurrido en la cosmopolita ciudad de Éfeso, según se narra en Hechos 19, en donde por las poderosas manifestaciones del poder de Dios, la Obra creció y se extendió maravillosamente.

Nota Doctrinal

La palabra que escoge Pablo para “poder de Dios”, es δύναμις, Dúnamis, la cual significa fuerza, poder milagroso, eficacia, maravilla, potencia y potestad. Este poder milagroso no es milagrería barata, tiene un propósito: “es salvación a todo aquel que cree”. Esta salvación es el buen mensaje que incluye la liberación, la libertad y la salud y así se traduce del original σωτηρία, sotería, que da origen al término teológico, “Soteriología” o Doctrina de la Salvación.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.