LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La elección de Israel Rom 9:1-29

Romanos 9:22-24
¿Y qué si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, 23 y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, 24 a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?


Parte sustancial de la naturaleza de Dios engloba su amor y clemencia, pero también su ira y justicia. Era natural que, teniendo el ser humano una libre voluntad, habría quienes se opusieran a sus designios. No que Dios creara a unos hombres malos y a otros buenos, ni que algunos fueran hechos para el mal y otros para el bien, -pues eso inhabilitaría su capacidad de elección-, no es así, pues la Biblia dice que Él da al hombre la capacidad de elegir (Gn 4:7; Dt 30:19; 11:26; Josué 24:15). Dios creó al hombre con la capacidad de elegir por él mismo. Sin embargo, aquí se habla de vasos de honra y vasos de deshonra, vasos de ira y vasos de misericordia. ¿Se debe creer entonces que hay quienes nacieron para recibir la ira de Dios? ¿Cómo conciliar esto?

Dentro del plan global de Dios, habría personajes que dictarían el curso de los eventos y un linaje especial, dado el pacto que Dios hizo con David (2 Samuel cap. 7). David dice, en sus últimas palabras: “No es así mi casa para con Dios; sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo, ordenado en todas las cosas, y será guardado” (2 Sam. 23:5). El mismo David sabía que ninguno de su casa cumplía en ese momento con el requerimiento divino, pero sabía que Dios cumpliría todo lo que prometió en su pacto con él.

Dios a lo largo de la historia, fue teniendo un trato especial para con aquellos que serían parte de su plan de redención. Todo esto es simplemente un acto soberano o un grupo de actos soberanos. Por otro lado, no debe entenderse que Dios creó a personas específicas para ser “vasos para ira” sino que Él preparó de antemano el método y los requerimientos para mostrar su ira (pues sabía que habría quienes desobedecieran), y el método y los requerimientos para su misericordia y bondad (pues habría quienes recibirían su palabra), pero partiendo del libre albedrio humano.

Por ejemplo. Dios eligió a Saúl para que fuera rey sobre Israel, pero él haciendo uso de su libre voluntad desobedeció y fue desechado. Por ello David le reemplazó. De ello dice la Biblia: “Entonces David respondió a Mical: Fue delante de Jehová quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda su casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová” (2 Sam. 6:21). Sin embargo, Dios había dicho que Judá sería legislador (Gn. 49:10). Pero no tenía que ser específicamente David, sino que nos dice la Escritura: “He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero” (Hch 13:22). De otra manera no tendría sentido lo que dice: “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él” (2 Cro. 16:9).

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.