LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La justicia que es por fe Rom 9:30-33

Romanos 9:30-33
¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban, tras la justicia, han alcanzado justicia, es decir, la justicia que es por fe; 31 mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. 32 ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo, 33 como está escrito: He aquí pongo en Sión piedra de tropiezo y roca de caída; y el que creyere en él, no será avergonzado.


Esto nos lleva a una paradoja importante ante el razonamiento humano: la justicia alcanzada mediante la fe. Acostumbrados los seres humanos a pensar en términos de obras, Dios decretó que el ser humano fincara su salvación únicamente sobre el fundamento de la fe en Jesús. Este fundamento, esta piedra inconmovible, es el tropiezo de los que iban y van tras las obras como medio para alcanzar vida eterna. Israel tuvo la ley de Moisés y aun entre los más devotos, procurando el máximo apego a su obediencia, su cumplimiento trajo enorme frustración. Y es que se debía ir tras ella por fe (v.32) y no mediante los esfuerzos humanos.

Algunos héroes alcanzaron justicia por la fe (Heb 11:39), sobre los cuales el Espíritu Santo estuvo (Lc 2.25; Prov 1:23, Mi 3:8, etc.); el mismo Jesús, cumplió la ley mediante la fe, pues Él, siendo el esplendor humano de una fe perfecta (Jn 11:42), y siendo lleno del Espíritu Santo, cumplió en su totalidad la ley (Mt 5:17). Por su parte, Israel, en su rebeldía contra Dios y creyéndose autosuficiente -como la inmensa mayoría de los seres humanos hoy-, esta misma ley, que es buena y recta (Rom 7:16, 1 Ti. 1:8), le fue para condenación.

La fe en Jesús, redime a los que por ella se acercan a Dios (Heb. 7:25). Ya de ello profetizó Simeón, aquel anciano que estuvo esperando la consolación de Israel, cuando dijo: “He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel,” (Lc. 2:34). Esa profecía es cumplida en Cristo hasta el día de hoy.



© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.