LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La justicia es por medio de la fe, Romanos 3:21-31

Romanos 3:21-22a
“Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él "


Hemos llegado a una de las grandes secciones de esta Epístola. Aquí se describe la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo. Pablo va a desarrollar lo que dijo en 1:17 “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Más el justo por la fe vivirá”.

La primera tarea del apóstol Pablo ha sido llevar a todas las personas a reconocer que se encuentran desvalidos ante el juicio de Dios pues son pecadores, inevitablemente culpables, reos del pecado (1:18-3:20).

Su segunda tarea es revelar como Dios en la cruz se llega a nosotros en justicia (3:21-8:39). Pablo dice: “Pero ahora, aparte de la ley”. Este es el principio de algo celestialmente diferente y accesible a la culpabilidad del ser humano. Esta frase viene a ser más que una expresión retórica, pues no sólo señala la transición del argumento de la condenación del hombre, a la salvación ofrecida por Dios; sino que destaca el cambio de dispensación, ya que la acción disciplinaria de la Ley queda atrás y la obra fundamental de Dios, ordenada desde la eternidad, se revela históricamente en la Persona y Obra de Cristo. Ahora se mostrará lo que antes había sido una revelación parcial y preliminar.

Como un devoto fariseo, Pablo había creído que podía reconciliarse con Dios guardando los estatutos de la Ley. En Gálatas 1:14 expresa: “y en el judaísmo aventajaba a muchos contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres”. Además, en Filipenses 3:6 dice: en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible”. Allí mismo en Filipenses 3:7 dice: “Pero…por amor del cual (Jesús) lo he perdido todo”, cuando tuvo el encuentro con Cristo resucitado, mientras iba en el camino a Damasco, toda su forma de pensar cambió radicalmente. Pablo no le concede ningún lugar a la ley como medio de justificación ante Dios. El idioma griego coloca al principio la gran frase “aparte de la ley” (chorís nómou), manifestando así fuertemente la absoluta separación entre la justicia divina y cualquier cumplimiento de la ley u obra del hombre, por completa que esta sea. Lutero lo tradujo: “sin ayuda suplementaria de la ley”. Conybeare parafrasea el versículo así: La justicia de Dios ha salido a la luz no por la ley sino por otro camino”.

“Testificada por la ley y los profetas”. ¿Cómo? -Por la ley en sus ofrendas expiatorias y -por los profetas en sus palabras directas.

Jeremías lo expresa así: “Y este será su Nombre que le llamarán: Jehová justicia nuestra” (23:6). Isaías por su parte, dijo: “Con su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos” (53:11). Sin embargo, no se declaró como había de efectuarse esto, sino hasta que vino la “plenitud de tiempo” y Dios envió a su Hijo a sufrir por los pecadores, “el Justo por los injustos” y así “quitar el pecado por el sacrificio de sí mismo”, a fin de que la justicia de Dios se manifestase, tanto en su lucha con el pecado como en la glorificación en el cielo del Hijo que había glorificado a su Padre en la tierra.

El sentido de “nomos” (ley) varía según el contexto. La primera mención de “ley” en el versículo 21 se refiere al sistema legal, la segunda es equivalente a la totalidad del Antiguo Testamento “la ley y los profetas”. Dios ya había dado testimonio de su acción salvadora por medio de Jesucristo, por lo tanto, el evangelio no era algo novedoso. la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él”. La condición es ¡CREER EN ÉL!

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.