LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La elección de Israel Rom 9:1-29

Romanos 9:25-29
Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a la no amada, amada. 26 Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente.


Pablo continúa hablando de la soberanía de Dios en la inclusión de los gentiles en el plan de salvación. Esto, desde luego, no era nada nuevo, ya había sido profetizado mucho tiempo atrás y confirmando vez tras vez a lo largo de las Escrituras. Dios había dicho a Abraham, "en ti serán benditas todas las naciones de la tierra" (Gn.22.18), y a David, "Haré perpetua la alabanza de tu nombre en todas las generaciones, Por lo cual te alabarán los pueblos", y esto cientos de años antes del nacimiento de Oseas (quien nació aproximadamente en el 800 a.C.). Dios pondría por tierra la arrogancia étnica de los hijos de Israel, para que reconocieran que ellos eran simplemente un instrumento de Dios con respecto a su plan de alcanzar al mundo con el evangelio. El pueblo que no era de Dios, que Él no había reclamado como propio, sería incluido en su plan de redención (v. 25), es decir, aquellos de entre los gentiles que gustasen la benignidad del Señor mediante la fe en Cristo Jesús serían "amados", pues aunque Dios había dicho con respecto a Israel, "con amor eterno te he amado; por tanto te prolongué mi misericordia” (Jer. 31:3), Dios se había reservado otros “amados” de entre el pueblo gentil. Dios amó a Israel, y le tuvo compasión, como también dice en otro lugar, "Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo;" (Is. 54:11). Sin embargo, ese amor de Dios se haría extensivo a todo el mundo, "porque de tal manera amó Dios al mundo..." (Jn.3:16).

Con todo esto, aunque la presencia de los gentiles que temían y adoraban al Dios viviente es evidente en el A.T., el término de hijos de Dios era exclusivo para los Israelitas. Sin embargo, Dios había profetizado que la situación sería distinta: que los gentiles (Os. 1:10, ref. Rom 9:25-26) también sería llamados hijos de Dios (Jn. 1:11-12).

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.