LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



ROMANOS CAPÍTULO 9
La elección de Israel Rom 9:1-29

Nota preliminar: una de los atributos de nuestro Dios es su soberanía. Dios es soberano en sus formas, sus tiempos, sus personas, y sus métodos. Eligió a Israel para que fuera una nación de su especial predilección. Su especial tesoro (Éx 19:5), un pueblo único (heb Cĕgullah, peculiar), que le sirviera y fuera el canal que Él usara para la bendición de todas las naciones (Gn 22:18).

En el capítulo 8 Pablo termina hablando de todos los privilegios que el creyente recibe mediante Cristo, por el hecho de haberse arrepentido y creído en Él. Así mismo que mediante su gracia hemos recibido el Espíritu y hechos sido semejantes a Él mismo. También enfatiza que si se camina en el Espíritu, nada ni nadie nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús. Ahora Pablo habla de una elección soberana.

Se incluyen actos soberanos muy poderosos que forjaron el camino de salvación, y entre ellos, uno de los más importantes, fue la elección del pueblo de Israel. De esto empieza Pablo a hablar en su disertación a los romanos en esta sección.



Romanos 9:1-2
“Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo que tengo gran tristeza y continúo dolor en mi corazón”


Pablo, primero que todo, apela a la verdad de sus aseveraciones. De la armonía espiritual, racional y emocional de sus expresiones, como bien el Espíritu le dirigía. Pablo fue un hombre embebido en el Espíritu Santo, y Éste le daba constante testimonio de su andar. Como es también llamado, “el Espíritu de verdad” (Jn 14:17), gobernaba a Pablo y le impulsaba a decir y hacer cosas, pero también a sentir cosas, quizá inusuales para muchos, y por ello la acentuación de su dicho –no miento- y la gravedad de su tono.

El Espíritu trabaja con el hombre a través de la conciencia, es éste el termómetro moral que Dios ha puesto en el ser humano. El filtro de discernimiento natural del bien y del mal que poseemos todos, pero que entre los más santos, y mayor cercanía con Dios, está más aguzado.

Le causaba tristeza y continuo dolor a Pablo (v. 2) la incredulidad de su pueblo. Al tiempo que el gozo de Dios le gobernaba (2 Cor. 7:4), el apóstol de los gentiles sufría, lo que demuestra que es posible tener gozo en medio de las aflicciones, dolores y afrentas.



Para Meditar

¿Se puede tener tristeza y gozo al mismo tiempo? Sí, en algún sentido, pues expresa, que su gran tristeza y dolor eran continuos. Ello nos dice que el verdadero hijo de Dios se duele por las almas perdidas, cada vez que el Espíritu le recuerda, o que les ve en el transitar de la vida, siente tristeza y compasión por ellas (Mt. 9: 36). El gozo lo experimenta el creyente, cuando ve a las almas rendirse a Cristo, fruto de su intercesión y agonía

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.