LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



ROMANOS CAPÍTULO 4
El ejemplo de Abraham, Ro 4:1-12

Romanos 4:1-3
“¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne?2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. , "


El apóstol Pablo ha disertado sobre la doctrina de la justificación por la fe, expuesta en la “ley y los profetas”. Ahora toma, en este pasaje, el ejemplo de dos de los más grandes hombres del Antiguo Testamento que creyeron y fueron justificados por la fe: Abraham y David.

Del versículo 1 al 3 trata el caso de Abraham. ¿Cuál fue la base de la justificación de Abraham delante de Dios? ¿Obras o fe? Los israelitas podrían contestar que fue justificado por observar la ley y hacer alianza con Dios. Un israelita común razonaba así: Nuestro padre Abraham obedeció en todo, hizo siempre lo que agradaba al Creador, y lo dejo todo por seguir su dirección; de este modo se hizo merecedor de la bendición divina y es ejemplo de rectitud para todos sus descendientes. Ellos se gloriaban en ser hijos de Abraham, el amigo de Dios.

Nota histórica

En Eclesiástico 44:20 (un libro apócrifo de los inicios del siglo II a. C.) se dice: “Abraham es el padre sublime de una multitud de naciones, nadie lo igualó en gloria. Observó la Ley del Altísimo e hizo alianza con él”. Además, en el libro de Los Jubileos (una obra anónima de los últimos años del siglo II a.C) se afirma: “Abraham fue perfecto en todos sus hechos con el Señor, y le agradó en justicia todos los días de su vida”.

La pregunta que surge es: ¿Cómo se las ingenió el padre Abraham para guardar la Ley siendo que esta no fue dada hasta el tiempo de Moisés (Ex 19:6)? Algunas tradiciones judías dicen que Abraham guardó la Ley por anticipación. En Baruc 57:2(libro apócrifo de mitad del siglo II)se dice: “Porque en aquella época la Ley no escrita se nombraba entre ellos, y las obras de los mandamientos eran así cumplidas”.

Nota Doctrinal

Obsérvese como varios libros, llamados “apócrifos”, es decir libros no aceptados dentro del Canon revelado del Antiguo Testamento, hablan del patriarca Abraham y de otros personajes. Se les usa como referencia cuando ayudan a aclarar o entender algún pasaje, pero no se les considera libros inspirados que se deben usar, como se usan los 39 libros del AT o los 27 libros del NT (en este tiempo también aparecieron libros “apócrifos’).

Pablo pregunta: “¿qué obtuvo Abraham nuestro progenitor según la carne? Esta pregunta es muy parecida a la del capítulo 3: ¿qué ventaja tiene pues el judío? La respuesta para ambas es negativa: nada y ninguna. Si Abraham fue justificado por las obras tenía base para jactarse, pero NO ante Dios, sino ante los hombres. Entonces la gloria se le atribuía a él y no a Dios. Por lo tanto, la promesa no sería un don divino al patriarca, dado su merecimiento del bien. No se podría hablar de un Señor bueno y misericordioso que bendijo a su siervo, sino de un siervo excelente el cual se gana a pulso de su trabajo cada uno de los beneficios otorgados por su Amo.

Pablo, para quitar toda duda, pregunta: ¿qué dice la Escritura? Lleva a sus lectores hasta Génesis 15:6 para demostrar que la Escritura precisa: “y creyó a Jehová y le fue contado por justicia”. Dios se había revelado al patriarca Abraham y éste había respondido con fe. Esta fe le “fue contada por justicia”. El verbo “logizomai”, traducido por atribuir, contar por, se empleaba en la contabilidad en el sentido de “abonar algo a la cuenta de uno”. Cuando Abraham confió totalmente en la promesa de la simiente, hizo posible que Dios abonara en su cuenta la justicia que Jesucristo iba a establecer por su sacrificio en el calvario. Esta fe fue antes de la práctica de la circuncisión (Gn 17:10).

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.