LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La culpabilidad del hombre 1:18-32

Romanos 1:28-32
“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican. ”


Nota histórica

En este pasaje Pablo está concluyendo su capítulo introductorio de la epístola a los Romanos. Si bien el apóstol se está dirigiendo a un pueblo que no carecía de religión, puesto que existía una vasta oferta de cultos, desde la religión oficial de Roma que formaba parte de la estructura política del Estado, en donde el mismo emperador era considerado pontifex maximus, formando una extraña simbiosis entre el oficio de emperador y el de sumo sacerdote, lo que derivaría en una religión de Estado con un culto al emperador. (siglos después continuaría con el papado romano) A este propósito, el judaísmo fue tolerado por cuestiones políticas de los romanos ya que hicieron diferentes compromisos de ayuda mutua en las diferentes conquistas que los romanos emprendían y, como lo narra la historia bíblica, hubo un buen entendimiento entre los líderes religiosos de los tiempos de Jesús y de Pablo, hasta que sucedió la devastación de Jerusalén en el año 70 d.C.

En el tema del cristianismo, éste fue sobrellevado por el gobierno romano, pues ciertamente era considerado subversivo, pero no peligroso. Su culto se permitía debido al avance político y democrático del cual el imperio romano se jactaba. Incluso, se puede pensar que es probable que no fuera tolerado el cristianismo, sino ignorado; salvo con los desórdenes sociales que el avance del cristianismo mostraba en cada ciudad donde este ministerio itinerante comandado por Pablo llegaba; por supuesto, por la confrontación espiritual que casi siempre se daba ante la predicación llena del Espíritu Santo que estos enviados mostraban.

Cuando Pablo expresa: “… estando atestados” de toda injusticia…” pone un énfasis inequívoco en la palabra injusticia y luego una cruenta lista de malignidades: la palabra fornicación del original πονηρία ponería que implica depravación, malicia y perversidad. Y así sucesivamente una lista de adjetivos, perversidad, (malicia) avaricia (fraude, extorsión), maldad (malicia, malo); llenos de envidia (mala voluntad, detracción, celos), homicidios (asesinato, muerte), contiendas (pelea, lucha, pleito), engaños (truco, asechanza, mentira) y malignidades (mal carácter, travesura); murmuradores, (parlanchines en contra, difamadores), detractores, (que odian a Dios, impíos) aborrecedores de Dios, (insultador, maltratador, injuriador) injuriosos (vagancia, jactancioso, fanfarrón), soberbios (descubridor, inventor) , altivos, inventores de males (indigno, inválido, sin valor, depravado, pestilente), ¡vaya radiografía de la sociedad romana del primer siglo!

Finalmente, Pablo pone el cerrojo a este capítulo declarando que, “quienes, habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”. La palabra “practican” tiene su origen en πράσσω prásso, el cual es un verbo primario que significa practicar, igual a desempeñar repetida o habitualmente. No se refiere pues, a un acto aislado sino a una costumbre o a un estilo de vida.

Para Meditar

¿Tendrá vigencia la palabra de Dios? ¿seguirá siendo aplicable en los tiempos actuales? Hoy como ayer, la sagrada escritura sigue siendo el manual de vida por excelencia y continúa aportando los parámetros para un estilo de vida saludable de forma integral, en espíritu, alma y cuerpo. Sin duda que habrá personas creyentes o no que lucharán toda su vida con alguna inclinación homosexual, pero la promesa está dada por el mismo Señor Jesucristo en Juan 8:32,36 y 1ª Co 6:11 “ y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres… Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”. Pablo después lo confirmaría en 1 Corintios 6:19: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.