LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



El pecado que mora en mí, Ro 7:7-25

Romanos 7:7-8
¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto.


Llegado este momento Pablo ha hechos algunas afirmaciones, las cuales muchos lectores de la Biblia han interpretado como que la Ley era algo pecaminoso. Por tercera vez Pablo expresa una rotunda negación ¡Que nunca sea así! (“me genoito”, una exhortación contundente al igual que en 6:1,15). - yo no conocí el pecado sino por la ley…- Aquí el apóstol Pablo se revela a sí mismo en la experiencia en su inmersión al fariseísmo por medio de la ceremonia del Bar Mitzvah. Desde ese momento el conocimiento de la Ley agitó el deseo ilícito del hombre nacido bajo pecado, exaltó el ego en independencia y desobediencia a la Ley moral que demandaba la total devoción al Creador. El décimo mandamiento ordena “no codiciarás” (Éxodo 20:17). Teniendo presente el decálogo el apóstol Pablo toma el décimo mandamiento que da directamente en la misma raíz del pecado residente en el corazón del hombre y sus deseos perversos que como todo deseo ilícito destruye las relaciones con los demás. De ahí que Jesucristo dijo; “Amarás al Señor con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo” (Deuteronomio 6:5; Mateo 2:37-40). Ya que la codicia (epithumia) originalmente fue el deseo de exaltación por encima del trono de Dios.



Nota histórica

En hebreo Bar-Mitzvah significa “hijo del deber”. Es decir, que después de los trece años el joven judío asumía las obligaciones morales y religiosas de un adulto. Con anticipación aprendía la lista de bendiciones relacionadas con la lectura de la Torá, y luego pronunciaba en la sinagoga un discurso en el que expresaba sus deseos de cumplir los mandamientos de la religión judía. Los judíos ortodoxos siguen celebrando esa ceremonia.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.