LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



Los judíos y la ley, Romanos 2:17-29

Romanos 2:25-29
“Pues en verdad la circuncisión aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión. 26 Si, pues, el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión? 27 Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley. 28 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios "


Para Meditar

La pregunta que responde este pasaje es: ¿Quién es el verdadero judío? En el contexto del cristianismo: ¿quién es un cristiano de verdad? Es un tema que constantemente está tratando el Antiguo Testamento y del cual estaba profetizado desde tiempos antiguos: “Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne” (Ezequiel 36:26). El cristiano, más que nadie debe mostrar ese “corazón nuevo, ese espíritu nuevo”

En este contexto, la idea que da la palabra “exteriormente” (φανερός fanerós) es de un ser neutro, de apariencia, que brilla exteriormente, pero carece de sustancia. El Señor Jesucristo lo expresó de otra manera: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que, por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad” (Mateo 23:27-28).

Es entendible pues, que Pablo continúa enfatizando la gran responsabilidad que tenía el pueblo judío por haber sido los primeros en la revelación de Dios. Alguien comentó que “a mayor revelación, mayor responsabilidad”. El hecho de que Pablo hace referencia a la circuncisión comprueba la tesis anterior. La autoconfianza en muchas ocasiones lleva a la soberbia, los líderes judíos creían que su religión era la única manera correcta de acercarse a Dios.

Pero no se trata solo de formas, sino de mostrar al único camino hacia el cielo. Jesucristo lo enfatizó de la siguiente manera: “ Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Por eso Pablo habla de que, “no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu…”. Aunque el judío se consideraba “guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, instructor de los indoctos, maestro de niños (ignorantes), teniendo en la ley la forma de la ciencia y de la verdad”, Por eso Pablo, una vez más, concluye que, “la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios”.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.