LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



Viviendo en el Espíritu, 8:1-27

Romanos 8:3-4
“Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.


Pablo nos dice que esta vida jamás se alcanzará por medio de la observancia de ley, por más minuciosa y diligente que ésta se realice. ¿Por qué? Porque la ley de Dios, que es perfecta (Sal. 19:7), se debilita a causa de la naturaleza caída del ser humano. El proceso de la vida en el Espíritu comenzó cuando Dios el Padre envió a su Hijo al mundo, en “semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”. ¿Qué significa? Que Cristo vino al mundo en un cuerpo humano como el nuestro, que vivió una vida sin pecado (Hebreos 4:15), y al convertirse en pecado por nosotros en la cruz (2 Cor 5:21) dio por terminado el régimen de la ley del pecado en el ser humano. Ahora los beneficios de vivir cumpliendo la ley de Dios (por ejemplo Dt. 29:1-13), son alcanzados por todo creyente, siempre y cuando éste se mantenga viviendo en el Espíritu (v. 4).

<

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.