LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La justicia es por medio de la fe, Romanos 3:21-31

Romanos 3:24-26
“siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús , "


Muchos hoy en día se han preguntado, dice Wayne Grudem, el gran teólogo (Doctrina Bíblica, Ed. Vida 2005, Pag.321) -¿Por qué Dios escogió la fe para que recibamos la justificación y no una actitud sincera de amor, gozo, contentamiento, humildad o sabiduría? Porque la fe, contesta, - es la única actitud de corazón que es exactamente lo opuesto a depender de nosotros mismos. Cuando vamos a Cristo por fe, esencialmente decimos: - “me rindo”, ya no voy a depender de mí mismo, ni de mis buenas obras. En Ef. 2:8,9 se expresa perfectamente la voluntad de Dios: “ porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” Aun cuando una persona dijere que tiene más fe. Es decir, se puede tener más fe para ser sanos o para recibir un milagro, pero no para ser salvos. Ese regalo viene igualito para todos.

Para Meditar

con frecuencia Romanos 3:23 se ha usado para comenzar el proceso de evangelizar a una persona que no conoce a Cristo (y de allí se recomienda se pase a Ro 6:23). Se olvida lo que viene complementando a la declaración: “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” y que es precisamente Romanos 3:24 “Siendo justificados gratuitamente por su gracia”

El pasaje de 3:24-26 es decisivo – afirmando lo dicho por Lutero- en cuanto a nuestra comprensión de la enseñanza de Pablo con respecto a la muerte de Jesucristo en la Cruz. En estos versículos Pablo describe lo que Dios ha hecho por los hombres pecadores por medio de Jesucristo su Hijo. Para lograrlo usa tres metáforas o ilustraciones:

1. La metáfora legal: El cuadro presenta al pecador como cualquier culpable ante el tribunal de un juez justo. Éste aguarda la terrible sentencia que merece por sus pecados. Sin embargo, por lo que Cristo ha realizado ya en la cruz, el culpable oye un veredicto increíble: ¡ABSUELTO!

2. La metáfora de esclavitud: La palabra importante aquí es el sustantivo traducido: “redención” (griego: apolutrosis). Esta palabra se usaba en el mundo antiguo para describir la liberación de esclavos o prisioneros de guerra. Ello a menudo incluía el pago de una suma de dinero o un rescate. Esto tiene antecedentes en el Antiguo Testamento. Se usó para describir la liberación divina de Israel, de la esclavitud en Egipto. En Deuteronomio 7:8 dice: “por cuanto Jehová os amó, y quiso guardar el juramento que juró a vuestros padres, os ha sacado Jehová con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Faraón rey de Egipto”. Cuando se aplica esta metáfora a lo hecho por Jesucristo en la cruz, debemos describir al hombre pecador, alejado de Dios y esclavizado al pecado. Dios es el benefactor que le redime de la servidumbre. Dios lo hace por medio de la muerte de Jesús su Hijo, en un acto redentor. Por la fe en Él, los hombres esclavos son ¡hechos libres!

3. La metáfora del sacrificio ritual. La palabra importante aquí es la traducida como “expiación” (griego: bilasterion). Esta forma aparece solo dos veces en el Nuevo Testamento, aquí y en Hebreos 9:5. Su trasfondo viene del Antiguo Testamento, especialmente de Levítico (16:1-34). Una vez al año, el sumo sacerdote hacía “expiación” por sus propios pecados y por los del pueblo de Israel. Llevaba la sangre del animal prescrito y sacrificado hasta el lugar santísimo, dentro del Tabernáculo de reunión. Allí, la rociaba sobre la tapa del arca del pacto, conocida como “propiciatorio” (la misma palabra para expiación). Al hacer esto, el sumo sacerdote estaba “cubriendo” los pecados del pueblo. Este acto hacía posible el perdón de los pecados.

RESUMEN: ¿Qué es lo que Dios ha hecho en favor del hombre pecador por medio de la muerte de su Hijo Jesucristo? Por la metáfora legal: Ha dado al hombre culpable ante el Juez justo, la ABSOLUCIÓN. Por la metáfora de la esclavitud: Dios ha pagado el precio para hacer LIBRE al hombre esclavo. Por la metáfora del sacrificio ritual: Dios ha PERDONADO los pecados del hombre por la sangre de su Hijo, derramada en la cruz del calvario. Entonces la fe es un acto de nuestro corazón por el cual nos apropiamos de la obra de Cristo, y nos sostenemos en la presencia inmediata del infinitamente santo Dios, justificados solamente gracias a los méritos de la obra de Cristo.(Ro 5:17-19)

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.