LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



El justo juicio de Dios: Romanos 2:1-16

Romanos 2:12-16
“Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados; 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados. 14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, 15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, 16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio "


Textos controversiales

He aquí uno de los pasajes que algunas confesiones interpretan de diferentes maneras. La confusión nace porque Pablo introduce el término de la ley, pero ¿a cuál ley se refiere? Cuando Pablo menciona a “los sin ley”, en el original es anómos (ἀνόμως) de donde proviene la palabra anomía en español. En términos sociológicos significa o denomina «ausencia de», y νόμος / nómos «ley, orden, estructura» o sea la falta de normas o incapacidad de la estructura social de proveer a ciertos individuos de lo necesario para lograr las metas de la sociedad.

Por consiguiente y en el contexto de la epístola a los Romanos, Pablo está diciendo específicamente “no aceptable ante la ley (judía) ni tampoco sujeta a ella, o sea sin ley”. De cualquier manera, tanto la ley judía como el evangelio contienen preceptos que se tienen que cumplir, la diferencia estriba en que la ley judía contiene aquellos mandamientos dados directamente por Jehová en el Monte Sinaí a Moisés en su primera edición a través de los Diez Mandamientos (Éxodo 20:1-17) y posteriormente en las diferentes etapas de la vida del pueblo de Israel, mencionadas en los cinco primeros libros del Antiguo Testamento.

Nota Doctrinal

La afirmación que hacen los libres pensadores, de que no todas las civilizaciones han oído los requerimientos de “la ley judía y del evangelio cristiano”, y cuestionan sobre la forma como Dios juzgará a esos habitantes del pasado o presentes. La Epístola a los Romanos tiene la respuesta en esta porción (2:12-16) que se analiza:

“Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán y los textos que le siguen revelan que los gentiles que nunca tuvieron la oportunidad de conocer la ley moral de Dios (Ex 20:1ss) serán juzgados por su desobediencia, en proporción directa a su conocimiento limitado. Ya en Romanos 1:19 Pablo había declarado que “lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó”. Es decir que Dios en su soberanía ha plantado evidencias de su existencia en la misma naturaleza del hombre a través de la razón y la ley moral (1:20,21,28,32 y 2:15).

Además en el versículo 20 mencionó dos atributos divinos: “su eterno poder y deidad”, que se han hecho “claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas hechas, de modo que no tiene excusa”. Es decir, la creación ha transmitido a todos los hombres de todos los tiempos - cultos o ignorantes- un fuerte mensaje sobre la naturaleza de Dios, en particular su fidelidad, bondad y gracia. (Gn 8:21,22 habla de la bondad del Señor, después de la destrucción del diluvio; Hch 14:17 lo corrobora). El versículo 21 afirma que el hombre conoce a Dios por la revelación general. Por lo tanto su destino se define por el lugar que cada ser le da lugar en su vida.

Se tiene que reconocer que cada individuo tiene en su fuero interior una “balanza interna” que le permite discernir entre lo bueno y lo malo. Además, como el mismo pasaje lo indica, en ese fuero interior ellos mismos se acusan o se defienden, hacen apologética de su propia condición pecadora o no.

Finalmente, en este apartado, Pablo pone de relieve la esencia del asunto, porque a final de cuentas y como trabaja el tema de la fe y del evangelio en toda esta epístola, el Dios sabio será el juez: “… en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio”.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.