LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Pablo se despide de los ancianos de Éfeso, Hch 20:17-38

Hechos 20:33-35
“Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.”


Dios utilizó la vida de Pablo para mostrar cómo un líder debe manejar sus debilidades, buscando siempre depender y darle gloria a Dios (2 Cor 12:9,10). Pero también lo utilizó para mostrar que las fortalezas se deben manejar con humildad (Hch 20:19). Una de las fortalezas de Pablo fue que comprendió el valor del trabajo (Hch 18:5) y que era necesario para generar recursos, no solo para su sustento propio, sino que también para bendecir a otros.

Para Meditar

Pablo quería dejar este principio muy claro para los ancianos de Éfeso, para que hasta donde fuera posible, no fueran una carga para los creyentes de sus iglesias (2 Cor 11:9). Principio que con todo cuidado y sabiduría se debe manejar en el sostenimiento pastoral. Su convicción al respecto fue tan fuerte que terminó este punto citando a nuestro Señor Jesucristo: “Más bienaventurado es dar que recibir” (Estas palabras no aparecen en los evangelios, como muchas otras (Jn 21:25), pero se cree que se transmitían oralmente por los Apóstoles).

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.